Topará, ¡sí va!


PROYECTO: Topará, ¡sí va!

EMPRESA: Nexa Resources

CATEGORÍA: Minería


SÍNTESIS:

El proyecto Topará, ¡sí va! de la Unidad Minera Cerro Lindo de Nexa, tiene como objetivo desarrollar las capacidades agrícolas del Valle de Topará de la región de Ica y foralecer la identidad social y cultural de los habitantes del valle en base a sus costumbres y tradiciones.

Los ODS con los que contribuimos son:

Objetivo N° 4 – Educación de Calidad

Objetivo N° 8 – Trabajo decente y crecimiento económico,

Esto, ya que incluimos en una propuesta de educación para los niños de las escuelas de Topará basada en la cultura e identidad local, y en la promoción del trabajo local del desarrollo agrícola de la comunidad.

El aspecto agrícola tiene tres ejes de trabajo fundamentales: la asociatividad, la asistencia técnica y la baja disponibilidad de recurso hídrico.

Aprovechando los reservorios previamente construidos para la asociación y la instalación de sistemas de riego para los sembríos, se utilizarán para unificar y estructurar una red que pueda abastecer a los pobladores del valle; para ello se brindarán asesorías técnicas a los agricultores por especialistas, con el fin de trabajar en equipo promoviendo la asociatividad.

De igual manera, el desarrollo al que estamos contribuyendo en el Valle de Topará se va a ver reflejado de manera simbólica en una marca local, expresada por un logotipo. Esta marca local reúne todos los atributos y virtudes de la población de Topará; y mediante ella, los agricultores acopiarán sus productos y distribuirán a distintos mercados unificados y asociados.

ANTECEDENTES:

Habiéndose desarrollado diferentes actividades en el Valle de Topará y una fuerte inversión que correspondía a la implementación de infraestructura agrícola (60 reservorios de geomembrana para el almacenamiento de agua, sistemas de riego por goteo para 40 hectáreas de cultivo); y habiendo apoyado al sembrado de 164 hectáreas de paltos y 16 hectáreas de vid, nos enfocamos en visualizar el futuro cercano del valle basado en un proyecto común.

Nos planteamos realizar un proyecto que pueda fortalecer las capacidades de los agricultores en manejo de sus cultivos, identificando como cultivos potenciales el palto, la vid y el pecano, promoviendo la creación de centro de acopio asociativo para todo el valle, con el fin de vender al mercado externo bajo una propia.

OBJETIVOS:

  • Desarrollar las capacidades, tecnologías y mejorar la infraestructura de riego para el uso y aprovechamiento eficiente del reúso hídrico.
  • Potenciar la “Marca Topará” en el mercado local, regional y nacional.
  • Promover la cadena productiva de los principales productos del valle.
  • Brindar asistencia técnica oportuna y orientada a los resultados y objetivos del proyecto.
  • Fortalecer las habilidades de liderazgo y promover la asociatividad en los productos del valle.

RESULTADOS:

El proyecto, hasta la fecha, tiene como resultado principal el cambio de comportamiento en el agricultor del Valle de Topará. Al inicio del proyecto – y uno de los principales problemas – era el pensamiento individualista de sus asociados, lo que no ayudaba a la integración y unión para hacerle frente a los retos por los que pasa el Valle. Sin embargo, gracias a las actividades del proyecto hemos logrado la asociatividad; ahora los asociados piensan en conjunto con una visión a futuro.

Por otro lado, nuestro relacionamiento con los pobladores del Valle de Topará se ha visto reforzado gracias a la ejecución de este proyecto, el cual trae beneficio para toda la población en su conjunto.

El público objetivo del proyecto es el grupo de asociados del Valle de Topará, el cual se conforma por más de 800 asociados, y la gran mayoría de ellos cuenta con una familia nuclear de 4 integrantes aproximadamente. El Valle de Topará crece a lo largo del río Topará, y consta de 4 sectores: Chuspa, Capilla, Buena Vista y Pauna. Se ubica en el distrito de Grocio Prado de la Provincia de Chincha, región Ica.

El pueblo tiene a la agricultura como principal actividad económica, contando con más de 285.70 hectáreas cultivadas de paltos (en mayor escala), pecado, vid, palla, zapallo, maíz y tomate. Alrededor de todo el valle contamos con 64 reservorios de agua que son utilizados para el riego.

Es importante precisar que el río Topará permanece seco la gran parte del año, solamente se activa durante los meses de enero a marzo (época de lluvias), esa es la razón por la que se le realizó un proyecto alineado a la cosecha de agua.

2019-10-14T15:05:54+00:00

Leave A Comment